Del papel a la nube; del laptop al móvil; del “dejar un mensaje en el buzón” a conversar en tiempo real

El papel de la CI para construir una cultura digital

Pasaron ya los tiempos en que las políticas de la empresa se distribuían en papel. En muchas todavía opera el email pero progresivamente “la nube” se impone y permite a las empresas enviar comunicación prácticamente ilimitada a los empleados, cambiando la frecuencia en que nos relacionamos y la manera de hacerlo. Muchas empresas comienzan ya a aprender de las redes sociales y desean que lo que llegue a sus empleados sea una notificación de que un determinado documento, procedimiento o política que se ha actualizado. El reto cultural de la digitalización está en que los que actualizan un contenido se queden tranquilos con ello y no sientan que pierden el control. Aunque realmente nunca lo tuvieron… ¿Quiénes aseguraba antes que la gente se leía la nueva política o el nuevo procedimiento?

La pregunta ya no es “¿cómo hacemos que todo el mundo vea lo que yo he hecho o cambiado?”; sino “¿cómo aseguramos que tiene interés para ellos, para que quieran verlo?”

Y además, en un entorno en el que triunfa la “movilidad”, que afecta a cómo se consume la información y cómo se relacionan las personas entre sí

Ya existen en el mundo 2.100 millones de Smartphones y se prevé que en 2020 se llegué 6,100 usuarios. En España, el 88% de los españoles posee ya un dispositivo Smartphone, lo que supone tres puntos porcentuales más que el año pasado y 19 más que en 2013, según el informe Consumo Móvil 2015 elaborado por Deloitte.

Los ordenadores de sobremesa son casi una reliquia para muchos; incluso los portátiles. La Comunicación de la compañía debe adaptarse ahora a una fuerza de trabajo móvil que se comunica principalmente a través de sus teléfonos, que requieren contenido pertinente y personalizado.

Las empresas deben habilitar múltiples canales que permitan el contacto con los empleados y entre ellos, eliminando los obstáculos que pudieran impedirles comunicarse instantáneamente y fácilmente. Por tanto, parece importante comprender bien dónde y cómo se comunican los empleados entre ellos y para qué lo hacen antes de fomentar esta interacción. En lugar de construir una arquitectura de información rígida, hay que mirar dónde va la gente y asegurarse de que estamos apoyando esa ruta. En fin, lo que se viene llamando hacer caso a la experiencia del usuario.

La comunicación digital ha evidenciado lo que ya era obvio pero no queríamos ver: que las personas acceden a los contenidos y se dejan influir por ellos SI QUIEREN. Por ello, toda CI debe basarse en la “experiencia de usuario”.

Si te apetece seguir conversando … aquí o también en @conchagomez

4 comentarios sobre “Del papel a la nube; del laptop al móvil; del “dejar un mensaje en el buzón” a conversar en tiempo real

  1. Incluso esos canales pueden estar diseñados o, al menos, seleccionados en colaboración con los empleados.

    Nada nos impide conocer sus gustos y preferencias y amoldar nuestros mensajes a sus deseos y necesidades.

    La comunicación interna hace tiempo que dejó de ser cuestión de unos frente a otros; debe ser cuestión de todos, o no funcionará como herramienta estratégica 😉 Gracias por el artículo, Concha. Un saludo!

    Me gusta

Continúa la conversación...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s