Avanzando en el libro colaborativo del Foro de CI… ¿Cómo estimular comportamientos de colaboración e innovación en las organizaciones?

El libro colaborativo va tomando forma gracias a las aportaciones que compartimos en las mesas redondas y con los asistentes a las sesiones del FORO de CI.

El pasado 23 de enero tuve el privilegio de participar en la primera mesa con Alberto Baltanás (Grupo Santander), Esther Castaño (Iberdrola) y Esther Moya (Repsol),  de compartir reflexiones en torno a dos temas:

  • Cómo estimular comportamientos de colaboración e innovación en las organizaciones.
  • La importancia de la visibilidad y diálogo de la Alta Dirección con los profesionales y en qué medida estamos sabiendo estimular diálogos relevantes entre ambas posiciones.

Hablemos hoy del primero…

Fue muy destacable la alta consistencia de mis compañeros de mesa (Grupo Santander, Iberdrola y Repsol), desde sectores y experiencias distintas, en que ambos rasgos caracterizan “la cultura a la que vamos, a la que se dirigen las organizaciones”. Yo diría, después de escucharles, que es la cultura a la que van y en la que ya están instalando comportamientos y experiencias en las que la CI está contribuyendo.

Fundamentalmente en tres ejes:

  • Concretar “qué significan ambos conceptos para el negocio”, en palabras de Esther Moya (Repsol)
  • Pasar del concepto de colaborar o innovar a la acción: “menos conversación y más acción” (Esther Moya), poniendo por ejemplo en marcha herramientas –a través de redes sociales internas- para facilitar la aportación de las personas en el ámbito de la innovación, como nos comentó Alberto Baltanás (Grupo Santander)
  • Dar visibilidad y reconocimiento a las aportaciones: “explicar el valor que tienen las mejoras para las personas, desde su trabajo, no solo desde el punto de vista del ahorro o la eficiencia para la empresa”, según Esther Castaño (Iberdrola).

Junto a estos trazos de sus aportaciones que me parecen los ejes sobre cómo iniciar y estimular la intervención sobre este tema, me permito compartir 5 reflexiones personales…

1.   Aunque seguimos hablando de “silos” o “islas” y de resistencia al cambio,  también ha llegado el tiempo en el que la calidad directiva pasa por estimular el networking y las respuestas innovadoras – servicios nuevos, valores añadidos al cliente, maneras de ser más eficiente-. Ser un buen líder ya no significa poner a competir internamente a mi organización, si no en estimular apertura y relaciones de partnership internas y externas para competir mejor.

2.   Ambos valores –la colaboración interna y la innovación- tienen más oportunidades de ser comportamientos instalados cuando las herramientas de gestión, la dirección por objetivos, y el estilo de dirección los consideran prioritarios: ¿los pedimos y los reconocemos en nuestro sistema de dirección por objetivos?; ¿vemos a nuestro comité de dirección trabajando en esa línea?. La exigencia directiva y su ejemplo son espejo en el que la organización se mira permanentemente.

3.   ¿Cómo estamos gestionando o reconociendo las consecuencias que tiene ser innovador o ser colaborador?.

¿Qué pasa cuando en una mesa de trabajo alguien levanta la mano para decir que cree que algo se podría hacer de otra forma?; ¿qué ocurre cuando muestra una actitud de apertura y colaboración facilitando conocimiento a otros?. Normalmente, que tiene mucho más trabajo. ¿Qué aprenden ellos con ese comportamiento? En nuestra opinión, el reconocimiento de esos comportamientos es el mecanismo de cambio cultural más potente.

Mis compañeros de mesa nos mostraron varios ejemplos de cómo se están tratando de gestionar no solo lo que aportan los profesionales “desde abajo” –tarea complicada en organizaciones de su dimensión y complejidad de negocio- y cómo están logrando dar visibilidad, reconocimiento directivo público, …a estas iniciativas desde el papel de la CI.

4. ¿Qué significan esos comportamientos para nuestra organización y, sobre todo, en torno a qué necesitamos innovación o colaboración?; ¿para qué los necesitamos y por qué no están ocurriendo?. Como nos decía Esther Moya, de Repsol, “¿Qué quiere decir colaborar en el contexto de la gestión del negocio?”.

5.   Por tanto, dónde está el espacio de la comunicación interna para el estímulo de estos valores desde mi punto de vista y de mis colegas de Alcor:

Hoy por hoy, en muchas organizaciones, la comunicación actúa como herramienta para transmitir y explicar aspiraciones –deseamos mayor colaboración, la innovación que nos piden los clientes,…-. El problema está cuando las personas ven que las aspiraciones están muy distantes de su día a día y no pasa nada más, es decir, que los mensajes están separados de la acción –la actual y la que queremos que ocurra-.

Esther Moya de nuevo nos decía: “colaborar implica relacionarnos mejor, conversar, pero ya necesitamos menos conversación y más acción”

El espacio de la comunicación se agranda: Pasamos de ser  la herramienta de transmisión de aspiraciones a ser la herramienta para generar los espacios donde las personas hacen cosas diferentes y dar visibilidad a los hechos que  concretan el cambio/ el movimiento de las organización hacia esa aspiración:

  • Identificar redes de relaciones formales e informales en torno a innovación, fuentes de experiencia y conocimiento, flujos de relación y colaboración que nos ayude a aprender cómo están ocurriendo ya estas cosas en la organización, aprender de ello, comprender los elementos que las potencian y apoyarnos en ello para crear nuevos espacios.
  • Abrir espacios en los que se generen y podamos gestionar relaciones que produzcan resultados sustancialmente mejores de los que se podrían obtener individualmente o con relaciones distantes. El camino de las comunidades –en formato incubadoras de valores- integradas por voluntarios o equipos de trabajo estructurados, guiados, para agrupar personas que quieren compartir ideas, aportaciones, relaciones…

Prestar interés prioritario, a cómo gestionamos las consecuencias que tiene para esas personas formar parte de esos espacios: cuidados por la Dirección, recibiendo su “calor” en forma de feedback, encuentros con ellos, reafirmar la percepción de su importancia, de su notoriedad,…

¿Qué opinas?

 

Continúa la conversación...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s