“Ser el jefe”, ¿nos da la capacidad para influir en las personas?

 Hoy he estado debatiendo largo rato acerca de este tema con un mando de una organización –experimentado, competente técnicamente y con unas creencias muy arraigadas sobre en qué medida la posición estructural da autoridad y credibilidad en su organización-. Su punto de vista era que ser jefe te permite tener esa autoridad y esa capacidad de influencia en mayor medida que si no lo eres. Y, por tanto, ser jefe te da la autoridad para impulsar y mejorar la comunicación interna solo con tus colaboradores directos.

Lo cierto es que he terminado la conversación bastante frustrada. No he conseguido moverle un ápice de su sistema de creencias y prejuicios.

¿En qué medida un jefe necesita que le den “mando en plaza” para poder influir en las personas que colaboran con él funcionalmente?; ¿se gana uno la credibilidad de su equipo por el hecho de tener una cajita más grande por encima de la de sus colaboradores?; ¿es suficiente con demostrar una competencia técnica superior para que te consideren un buen jefe? Pues no.

Lamentablemente muchas organizaciones han hecho que muchos de sus jefes consideren que ese es un criterio de reconocimiento y éxito. Ahora el modelo de dirección de personas cambia –es verdad que muchas veces solo en el discurso de la Compañía-. Le damos valor a la colaboración horizontal, pedimos a los jefes asuman la responsabilidad de “influir en su entorno”,…

Pero en el fondo, estas situaciones son también un falso problema. El problema y el reto está en que este tipo de jefes tienen que salir de “su espacio de confort” y no saben ni quieren hacerlo. ¿Qué hacer?

• Tratar de hacerle ver las dificultades que los otros tienen para colaborar con él. Difícilmente, va a reconocer que él sí las tiene.

• Identificar con él otros valores añadidos que puede tener mejorar su comunicación con aquellos que no dependen de él (mayor reconocimiento de ellos, de sus propios jefes,…)

• Buscar actuaciones –de poco esfuerzo y alto impacto- gratificantes para él (que le permitan mostrar sus conocimientos, su experiencia,…) que también contribuyan a mejorar la relación-comunicación con otros.

Por último, disfrutar de esta lección: ¡Cuánta gente diversa y peculiar te encuentras en este oficio de consultor!

Concha Gómez – concha.gomez@alcor.es

Continúa la conversación...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s